Un aula del siglo XXI para aprender

Comparte en tus redes:


La foto que encabeza este post quizá no sea lo que esperabas en cuanto a un aula dotada de notebook o tablets en cada mesa y un mobiliario 'cool' pero no es ahí donde vamos a poner el acento. En las siguientes líneas queremos exponer los elementos que debería tener un aula para favorecer el compromiso e implicación de los estudiantes con su aprendizaje.

Reimaginemos el espacio de aprendizaje

Cómo es posible que empresas como Google, Apple,  SocialBro (sí, también en España) busquen crear entornos de trabajo que facilitan la productividad de sus empleados y la mayoría de las aulas escolares estén diseñadas con criterios totalmente opuestos.


No es cuestión de más dinero. En muchos casos solo hay que mover las mesas y las sillas para crear equipos de 4 o 6 alumnos. Simplemente es querer ser el profesor que al principio querías ser.


¿Por qué no usamos los mismos criterios que las empresas de éxito a la hora de crear entornos de aprendizaje?

Tenemos que conseguir que las aulas sean un lugar de exploración, creatividad y mejor comunicación


El colegio en el que impartimos clase podrá decorar, pintar y poner más alegres nuestra aula pero si no creamos un lugar realmente productivo no estaremos creando realmente una diferencia sustancial respecto a lo que hacíamos antes.


Hay cambiar de mentalidad y de herramientas.



Fomentemos el trabajo colaborativo

Cuando los alumnos trabajan juntos son más felices y positivos y están más dispuestos a participar.  Si pueden expresar sus ideas a sus compañeros de equipo sobre el contenido sobre el que están trabajando  estarán expresando su aprendizaje. 

Ese intercambio de ideas en la resolución de un problema o a la hora de hacer un comentario de texto, por ejemplo, creará una sinergia que ayudará a asimilar las asignaturas de una forma más profunda.


El profesor debe transmitir los contenidos pero también ser un facilitador que trabaja junto a sus alumnos. Por ejemplo, en una clase de literatura el profesor puede proponer que cada grupo cree un blog cuyos post  serán retwiteados a sus respectivos followers  pidiéndoles que los valoren para un trabajo escolar. Si le propones a un alumno de bachillerato que escriba una poesía para que pueda subir un punto en la nota final una gran mayoría despreciará ese punto pero si tienen la motivación de que su poesía podrá ser leída por cientos de personas  la respuesta será muy positiva porque les abrimos la posibilidad al reconocimiento por un buen trabajo por parte de su comunidad y eso fortalecerá su interés por algo como la poesía que dicho sea de paso resulta tan aburrida a la mayoría de los jóvenes.

Cuando el alumno crea está tomando propiedad de su aprendizaje y asimila de una forma diferente a cuando simplemente memoriza algo de un texto.


Cuando creamos además aprendemos cosas que no esperábamos.

No califiques el aprendizaje de un alumno solo con el examen

Parece increíble pero el modelo académico tradicional es el que heredamos de los prusianos hace más de 200 años. Fue diseñado para proporcionar soldados obedientes para el ejército, trabajadores sumisos para minas y fábricas, y ciudadanos que pensaran del mismo modo en la mayoría de cuestiones.

 

Ese sistema es el que le dice a los alumnos que tienen un tiempo limitado para aprender algo y luego habrá un examen. Ese examen nos dará una calificación pero no nos informará sobre las debilidades del alumno, su potencial, y así sin pararse los profesores tienen que transmitir a los alumnos el siguiente concepto. Lo más increíble es que este sistema comienza desde primaria.

Cuando vayamos a calificar a un alumno con una nota baja deberíamos antes plantearnos si realmente le entregamos el contenido de forma adecuada. Muchos profesores esperan que sus alumnos sean capaces de estudiar una lección de Física a partir de los apuntes que copian en su libreta a partir del desarrollo que va haciendo en la pizarra. Para desengañarse los profesores deberían echar un vistazo a esas libretas y se darían cuenta que en muchas ocasiones es prácticamente imposible que el alumno en su casa aprenda nada porque solo existe un desarrollo de identidades matemáticas. Y no se trata de que el alumno no sepa copiar apuntes, lo que ocurre en el mejor de los casos es que copia aquello que le da tiempo.

 

Así que otra cosa que podemos hacer en las aulas del siglo XXI es facilitar a los alumnos el tema sobre el que vamos a hablar con anterioridad a nuestra exposición. De esta manera los alumnos estarán centrados en las explicaciones, podrán resaltar en sus apuntes aquellas ideas que el profesor vaya remarcando y nosotros como profesores podremos centrar nuestras explicaciones en lo sustancial.

Lo importante de las TIC en las aulas

 

Imaginemos que pudiésemos comunicarnos con un profesor y un alumno de otro planeta y les dijéramos que aún teniendo la posibilidad de grabar nuestra clase en vídeo desde un smartphone y subirla a una carpeta en la nube de forma gratuita no lo hacemos.    ¿Pensarían que la lógica y la profesionalidad es uno de los atributos de nuestra especie?


La tecnología no es más que una herramienta. El hecho de proporcionar a los alumnos la posibilidad de leer sus lecciones en un archivo pdf en una tablet no aporta nada a su aprendizaje. 


La idea es, si tus clases son fenomenales sin tecnología adelante pero si puedes hacerlo mejor con ella y facilitar el aprendizaje a tus alumnos entonces úsala.

 

En Smart la tecnología 2.0 juega un papel fundamental para llegar mejor a nuestros alumnos. Por ejemplo cuando puedes explicar sobre unos apuntes que el alumno está viendo en su pantalla tienes a este con su campo de visión dirigido íntegramente a la explicación.  Además tenemos la posibilidad de ir alternando con colores diferentes lo que les vamos transmitiendo, conectarnos a cualquier aplicación, vídeo, simulación o información que necesitemos para hacerle más atractiva e interesante la clase a nuestros alumnos, y por supuesto las clases quedan grabadas en vídeo. Se trata de hacer llegarles la información de la forma que les resulte más asequible su comprensión y asimilación.

 

Por cierto, ¿te has fijado que en la foto con la que abrimos el post es de una clase pensada para que los alumnos trabajen en equipo y que estén lo más conectados posible con el profesor (DJ Dashboard)? Si te fijas, al fondo de la clase donde pone "Genius Bar" (el bar del genio) tienen una pizarra alternativa para que puedan apuntar ahí sus ideas en cualquier momento y un muro (Activated back wall) en el que expresar sus opiniones. ¿Te imaginas que mientras estás explicando un problema, a uno de tus alumnos se le ocurre una forma alternativa para resolverlo? Si crees que esta sencilla idea puede aumentar la motivación de tus alumnos pide un "Genius Bar" para tu aula. Por su puesto, regala algún punto para la nota del examen a quien sea tan osado como para replicarte.

 

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Alesha Shah (miércoles, 01 febrero 2017 16:18)


    My brother recommended I might like this website. He was totally right. This post truly made my day. You can not imagine simply how much time I had spent for this info! Thanks!

  • #2

    Annette Sharrow (viernes, 03 febrero 2017 03:06)


    Great info. Lucky me I came across your site by accident (stumbleupon). I've book marked it for later!

  • #3

    Cheryl Hatchell (viernes, 03 febrero 2017 15:50)


    Appreciate the recommendation. Let me try it out.

  • #4

    Carissa Tollett (sábado, 04 febrero 2017 10:47)


    Thankfulness to my father who informed me concerning this webpage, this webpage is actually remarkable.